C360_2017-04-09-08-29-57-481

Mi primera y única hija cumple 2 y este año no he tenido tiempo ni para ponerme ñoña. Y para no tirar de tópicos vacíos sobre “la aventura de ser madre” y eso del “aprendizaje constante”, compartiré 10 cosas sobre ella en este post de aniversario. Espero que os guste y que os animéis a compartir 10 cosas sobre vuestros churumbels aquí o en vuestras redes sociales con el hashtag #socialmamabcn10cosas.

1. La Patu nació después de un parto rápido, vaginal y con epidural. Entonces ni me planteaba un parto natural pero ejercer una maternidad consciente me ha hecho replantearme muchas cosas.

2. Los primeros meses estuve en una nube. No hubo miedos ni dudas. Ella me mostraba el camino y yo me dejaba llevar. Tuve la gran suerte de que mi entorno me respetó bastante, eso o me veían muy segura de lo que hacía porqué casi nadie me dio los odiosos y demasiado recurrentes consejos no solicitados.

3. Aprendió a andar cuando le dio la gana y sin ayuda. El movimiento libre ha hecho de ella una niña nada torpe y muy exploradora. Nunca me ha necesitado para jugar e investigar pero, como a todos los niños, lo que más le gusta es que me siente con ella en el suelo y esté con ella.

DSC_8767

4. No es muy comilona pero le gusta todo, la fruta especialmente. Para mi alegría, no le entusiasma la carne.

5. Ya tiene 24 meses y es teti-adicta. He tenido momentos de agobio pero han sido pocos así que seguiremos hasta que alguna de las dos decida lo contrario.

6. Tuvo una pequeña mejora cuando cumplió los 18 meses pero hace tiempo que vuelve a despertarse cada 3 horas así que doy gracias por ser autónoma y poder compensar con pequeñas siestas. Desde aquí mi admiración a las mamis que pasan por lo mismo y tienen que ir a una oficina al día siguiente. Supongo que es difícil no caer en la tentación y ceder ante los que te dicen eso de “déjalo llorar y en 3 noches, problema solucionado”.

7. Me tiene loca con la música, ha aprendido a pedir las canciones que le molan y yo me he convertido en su dj particular.

8. No para quieta. Prefiere el escondite o el ‘pilla pilla’ a los cuentos. Supongo que por eso odia ir en coche o en el carrito.

DSC_8763

9. No es muy besucona ni de dar abrazos y yo no la obligo ni le animo a darlos.

10. Ahora pasamos por una época agotadora porqué está aprendiendo a gestionar sus emociones. A veces echo de menos ese bebé de sonrisa permanente pero me encanta el reto que supone ayudarla a sentar los cimientos para que sea una persona emocionalmente fuerte y segura de sí misma en el futuro.

Si os hace ilusión compartir 10 cosas sobre vuestros hij@s os leeré con mucha atención en el hashtag #socialmama10cosas. ¡Os espero! 😉

 

cumple2_1