Los usuarios no son tontos. Siempre lo digo. Y el revuelo que se ha desatado en Instagram a raíz del post de ToBeGourmet lo demuestra. Podemos creernos más listos que nuestros seguidores, pero luego pasan cosas como las que denuncia esta blogger gastronómica y… ¡Zas! ¡Pillados! Esa cuenta con miles y miles de followers, resulta que estaba utilizando un robot (o bot, que es lo mismo) para conseguirlos.

BOTSIG
No acostumbro a hablar de la existencia de este tipo de programas informáticos. Ni con mis clientes, ni en mis formaciones. Aparte de que suelen ser de pago, siempre recomiendo ir buscando perfiles a los que seguir y acompañar esta ardua (y manual) tarea con una buena estrategia de contenidos.

Sin embargo, la realidad es esta y aunque a algunos les ha sorprendido e indignado, la utilización de bots es normal en Social Media. Este tipo de herramientas sirven para muchas cosas (no solo para conseguir seguidores) y se usan en todas las redes sociales, Instagram incluido.

Un ejemplo clásico, lícito y legal: la publicación de hasta 80 tuits al día. ¿Te has fijado en esas cuentas que tienen nosecuántos K’s de seguidores y otros nosecuántos K’s de tuits publicados? Pues todo ese contenido lo ha generado un robot.

¿Y esto es lícito? Sí, por supuesto, y te ayudará a tener más visibilidad, algo que todos necesitamos para conseguir nuestros objetivos (vender más, aumentar tráfico en la web, etc). ¿Está mal hecho? No tiene por qué. Eso depende de la forma de trabajar de cada uno y de la calidad de la cuenta.

Ahí va otra matización al post de la polémica: si la cuenta es de calidad y se consigue una comunidad activa que se siente cuidada… ¿Qué más da cómo se han conseguido esos fans?

En Facebook, por ejemplo, cuando se trata de una página de empresa, no hay otra forma de conseguir fans que pagando. Primero redujeron la visibilidad de los posts para obligar a las empresas a pagar para promocionar el contenido y ahora pasa lo mismo para conseguir fans. Puedes invitar a tus contactos a darle “Me gusta” a tu página pero si quieres pasar de los 1.000 fans (que tampoco son muchos, la verdad) o haces un anuncio promocionando la página (Promote Page) o ya te puedes ir olvidando de crecer.

Y todo esto nos puede parecer malo, incluso nos cabrea tener que “entrar al juego”, pero no lo es. El esfuerzo y la calidad, a la larga, traen buenos resultados. Tal vez tardes más en conseguir tus objetivos pero, como ya he dicho, la comunidad no es tonta, y los usuarios saben cuando se encuentran ante una buena cuenta.

La ecuación entre calidad y cantidad es delicada. Hay que tener cantidad para que tu trabajo tenga visibilidad, pero eso sin calidad no te sirve de nada. Mi recomendación cuando veo obsesión por el número de seguidores siempre es la misma: tú necesitas a los seguidores más de lo que ellos a ti, así que… ¡trabaja para ganártelos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s