unf.gif

¿Tienes un perfil en Instagram o Twitter y no hay manera de conseguir fans? ¿Tienes bastantes seguidores pero no interactúan contigo? Echa un vistazo a los errores más típicos cuando abrimos un perfil en redes sociales y revisa si estás cometiendo alguno de ellos:

1. Sólo piensas en vender
Has venido a hablar de tu libro y lo demás te da igual. No escuchas a tu comunidad ni te importa su opinión. Crees que lo importante es conseguir muchos RT o “Me gusta” y que eso se convierta en ventas. Pues no es tan fácil, hay un proceso y el primer paso es ganarte a tu comunidad. Que el tono corporativo no te impida ser cercano: da los buenos días de una forma distinta cada día, sé generoso y comparte contenido de otros. Sólo después de todo eso puedes empezar a hablar de tu producto y, si puede ser, sin que se note demasiado.

2. No tienes estrategia ni objetivos
¿Te has parado a pensar para qué sirven las redes sociales? ¿Y en qué te pueden ayudar a ti? Está claro que al final todos queremos “vender” pero si crees que esto se consigue por la cara y en tres meses… ¡Olvídate! Primero hay que crear comunidad y que los fans recomienden la marca y para esto hay que tener una estrategia clara. La estrategia de contenidos, tener claro de qué hablamos, cuándo y en qué tono, es un buen comienzo.

3. No actualizas lo suficiente
Con un tuit al día no pretendas crecer. La frecuencia de publicación es algo clave y hay montones de herramientas tipo SocialBro que nos permiten saber en qué día y a qué hora es mejor publicar. Esto es importante pero aún más la constancia. No me cansaré de repetirlo, si has decidido publicar un post cada viernes no dejes de hacerlo nunca. Planifica tus contenidos con antelación, prográmalos, contrata un community manager… lo que sea para que tus redes no se queden en silencio nunca o el impacto de tus publicaciones bajará.

4. Falta de contenido propio
Vale, puede que no tengas muchos recursos económicos para encargar infografias espectaculares pero… ¿sabes que puedes abrir un blog GRATIS? Ofrece contenido de calidad y original, sé constante y no te olvides de hacer difusión de lo que publicas. El contenido sigue siendo el rey y cuando creas y compartes contenido debes hacerte una pregunta: ¿yo lo compartiría?

5. Eres demasiado serio

Hay muchas formas de presentar el contenido y por norma general se aconseja escribir una primera frase con gancho y que llame la atención. Aprovecha esta primera frase para hacer preguntas a la comunidad – ¿A quién no le gusta que le pregunten qué tal la semana? – o a usar un GIF de vez en cuando. No debemos confundir el ser cercanos con la informalidad ni el ser formal con el aburrimiento.

Y tú, ¿cometes alguno de estos errores? Si crees que este post puede interesar a tus contactos… ¡ya tardas en compartirlo! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s