C360_2017-12-01-17-43-49-980

¿Cuantas estrellas hacen falta para llegar al dinosaurio? Este es el reto que le planteé a mi hija de 2 años y medio después de meses intentando destetarla por las noches. Como ya conté en otro post, nos ha costado la vida que dejara la teta por la noche y cuando vi que ya casi lo teníamos pensé en hacer algo especial para acabar de asentarlo.

Convertir su logro en una celebración

Cambiar hábitos, despedirse de cosas que nos gustan, crecer… Esperamos que los niños hagan todo esto por inercia y es un signo de su buen desarrollo pero eso no significa que sea fácil.

Y precisamente para celebrar que es una campeona y que ha conseguido dejar algo que adora se me ocurrió motivarla a seguir así a la vez que celebrábamos sus logros.

Algo que le gusta como refuerzo positivo

A La Patu le chiflan los dinosaurios y por casualidad encontramos unos de esos packs de pegatinas brillantes con dinosaurios, lunas, estrellas y ovejitas. Todo muy mono y con relieve.

Perfecto. Podía decorar su nueva cama -usada como reclamo para que durmiera en su habitación sin demasiado éxito y además se sentiría acompañada por estrellas y dinosaurios brillantes en medio de la oscuridad.

c360_2017-12-01-17-29-44-2381733951697.jpg

Y lo convertimos en una historia

Inspirada en aquel maravilloso cuento en el que los animales hacen una torre para llegar a la luna (¿A qué sabe la luna?) se me ocurrió algo similar con las pegatinas brillantes.

Ella decoró el techo de su litera con las estrellas y dinosaurios que quiso y en la pared hicimos un rincón especial. Juntas pegamos un dinosaurio y yo le pregunté: ¿Cuantas estrellas hacen falta para llegar al dinosaurio?

Evidentemente ella no me respondió pero yo le expliqué mi idea: por cada noche que estuviera sin pedir teta pondríamos una estrella debajo del dinosaurio. El objetivo era hacer un camino de estrellas para poder llegar al dinosaurio pero para ello necesitaba que durmiera sin ayuda de la teta.

¿Cuantas estrellas creéis que hicieron falta?

¡Cinco! Mi pequeña campeona solo tardó cinco noches en decir adiós definitivamente a la teta (solo por la noche, durante el día ya casi no me pide) y fue muy emocionante ir poniendo las estrellas juntas cada noche que pasaba sin pedirla.

Estoy muy orgullosa de ella y más ahora que nos acabamos de enterar que por las noches hace unas 60 apneas. ¡Como no se va a despertar pobrecita mía si casi no puede respirar! Espero que la operación de carnots y amígdalas lo solucione por ella sobretodo pero también por los papis, que no podemos más con estos despertares.

Y vosotros, ¿habéis tenido destetes nocturnos fáciles o largos como el nuestro?

2 comentarios sobre “¿Cuantas estrellas hacen falta para llegar al dinosaurio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s