Tal vez no veas la relación ahora pero espero conseguir abrir un poco tu mente al final de este post. La crianza respetuosa incluye muchas cosas pero básicamente se trata de algo tan simple como respetar a los niños. Cosas como validar sus sentimientos en vez de decir aquello tan típico de “no llores” o decirles que limpien la pared después de pintarla en vez de reñirles, todo ello entraría dentro de lo que se llama “crianza respetuosa”.

El caso es que ahora este tipo de crianza está en alza y aunque nos llenamos la boca con la palabra RESPETO y EMPATIA, no aplicamos ninguna de las dos cosas cuando se trata de animales no humanos. Y no hablo de comerlos o no, este es un debate mucho más complejo, hablo de algo tan simple como llevar a nuestros hijos al zoo o a la granja.

Los engañamos para que coman carne, les decimos que el pobre animal no siente nada porque ya está muerto, les llevamos a la granja sin decirles que sus nuevos amiguitos han sido separados de sus madres y les llevamos al zoo sin explicarles lo que sufre un animal encerrado en un espacio diminuto rodeado de cemento.

¿Como se compagina este trato a los animales con el respeto y la empatía que predicamos?

No me vas a negar que incoherente lo es un rato. E injusto. Que si, no podemos ser coherentes al 100% durante todo el día pero hay cosas que son tan obvias que me cuesta entender que seamos tan pocos los que lo vemos.

Por si no habías caído, en una granja los animales que tu hijo verá, esa cabrita a la que dará el biberón, ese BEBÉ de vaca o cerdito a los que tocará, a todos ellos LOS VAN A MATAR. Y su muerte no va a ser dulce y placentera precisamente. Y con esto… ¿propongo decirles a los niños la verdad? Pues un poco sí, aunque adaptada a su edad.

Para mí, y en esto me aplico el cuento, lo justo sería decirles a nuestros peques que a la granja no se va porque allí tratan mal a los animales y que es mejor ir a un santuario donde allí SI se los respeta y se les da el cariño que necesitan. Y, en el caso de que los llevemos a la granja o similares, aprovechamos para hacer un poco de pedagogía y les contamos que a esos animales les van a matar y que eso les hace daño.

No trato de reñir a nadie, todos hemos sido educados así y es fácil no haberse planteado nada de esto o dejarse seducir por la imagen idílica de nuestros retoños viendo esos animales, pero es que me parece tan injusto hablar de crianza respetuosa sin tener en cuenta a los animales que necesitaba decirlo en voz alta.

Cosas que podemos hacer para fomentar la empatía hacia los animales no humanos

  • Ir a un santuario en vez de a una granja como por ejemplo: Santuario Gaia, Món la Bassa, Santuario Wings of Heart.
  • Ir a la Fundació Mona en vez de ir al zoo
  • Cuando comáis carne le decís que a esos animales han tenido que hacerles daño para que se ellos se los puedan comer y que hay otras formas de alimentarse
  • Cuando tengáis un libro de animales de granja en las manos les explicáis que esos animales están tristes porque viven encerrados
  • Cuando veáis un perro o un gato abandonado les contáis que esos animales pasan frío porque viven en la calle y están tristes porque no tienen el cariño de una familia
  • Cuando os pidan ir al delfinario les contáis que los delfines están muy tristes porque los han separado de sus familias para traerlos a vivir a un sitio muy pequeño donde los hacen trabajar para poder comer
  • Cuando os pidan subir a un carro tirado por caballos o a un pony que da vueltas en una feria les decís que tratar así a los animales está mal, que los hacen trabajar todo el día y después los encierran.

Está claro que todo esto lo debemos adaptar a la edad y sensibilidad de cada peque y que al final hacemos lo que podemos pero es una pena desaprovechar esto tan fantástico que nos enseña la crianza respetuosa, la EMPATÍA, para tratar de hacer de este mundo un lugar un poco más agradable para los animales no humanos.

2 comentarios sobre “¿Practicas la crianza respetuosa? Pues no lleves a tus hijos a la granja

  1. Que vierto todo, y que dificil de explicar. A mi peque de 4 años le invitaron a un cumple en el zoo. Cuando acabo el cumple el resto se quedo en el zoo pero mi peque me dijo ” mama yo prefiero ir a la tienda y conprar un libro de animales, ver a los animales encerrados me pone triste” nos miraron raro, pero yo estaba super orgullosa de que hubiera entendido lo que le habiamos explicado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s